Una noche de Cantina en el FITB 2012

Australia trae al XIII Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá “Cantina” de la compañía Strut & Fret Production House; una impactante propuesta que mezcla de manera magistral circo, teatro, música y baile en una cálida atmosfera ambientada en otro tiempo y espacio.

Strut & Fret es una de las más jóvenes, prometedoras y destacadas compañías australianas que ha logrado destacarse con producciones en las que una alta carga de circo aéreo y de teatro extremo son determinantes. La obra con la que hacen parte del XIII Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá es una fiel muestra de esta característica.

Cantina” es una combinación en porciones casi ideales de actos circenses como contorsionismo, magia, malabares y equilibrio, con música, danza, actuación y performance y una dosis de humor; que no sólo hacen del espectáculo algo atractivo sino que logran cautivar e internar al espectador en ese ambiente “vintage” de los cabarets del viejo oeste o de los espectáculos de vodevil (vaudeville) franceses. Un elegante vestuario, instrumentos inusuales, efectos sonoros erráticos, una rústica decoración y una cálida iluminación complementan ese efecto otrora; mientras un multitalentoso elenco va desarrollando un hilo conductor kamikaze con actos que se suceden elevando cada vez más no sólo el nivel de exigencia sino también la conexión con el público.

Al presenciar el espectáculo, descubrimos que no es gratuito el que “Cantina” haya ganado dos premios en el Adelaide Fringe Festival, (un importante festival de espectáculos de Cabaret, Danza, Circo y teatro en general, que se realiza en el sur de Australia): el Premio de publicistas y críticos Fringe como mejor producción global y el Premio a la innovación Bank S.A; ni que haya hecho parte de los más importantes festivales y mucho menos se nos hace extraño que para el 2012 tenga ya programadas presentaciones en varios países de Sur América, Nueva Zelanda, Europa, Inglaterra y en su mismo país.

Lomáselite.com tuvo la oportunidad de entrevistar a Mozes uno de los co-creadores de Cantina y quien además forma parte de la puesta en escena de la obra. Esto fue lo que Mozes nos compartió acerca de uno de las propuestas más integrales y entretenidas de esta versión XIII del Festival iberoamericano de teatro de Bogotá:

Mozes define “Cantina” como “un lugar donde la gente vive un ambiente un poco roto, en el que puede hablar, compartir, disfrutar. En ese constante ambiente de cantina es donde se mezclan las bebidas, la música, la diversión, los amores no deseados e inclusive hasta lo dramático”. Puntualiza.

“La idea de combinar circo, teatro y música en un show nace de un interés genuino tanto en el circo, en el teatro y en la música; que hizo que buscáramos reunir en un espectáculo todos esos elementos e ir más allá del circo tradicional, volverlo más teatral y mucho más divertido desde otra perspectiva. Hasta involucrar otros elementos como la música, que inclusive puede haber sido compuesta específicamente para la obra como lo es en el caso de “Cantina””. Afirmó Mozes.

Sobre los diferentes talentos que se mezclan en el show el artista asevera que “Es relativamente sencillo de hacer, pues todos son actos de circo que involucran diferentes habilidades y destrezas. Es una buena pregunta. En general todos son performances similares que se van ejecutando a lo largo del tiempo para dar como resultado “Cantina”.

En cuanto al papel de los instrumentos inusuales y la en música general en el show; responde: “La música ayuda a crear ese ambiente que transporta al público a muchos años atrás, que ayuda a crear esa sensación de antigüedad, a evocar y además aporta esos sonidos particulares que podríamos decir “artesanales” pero que son ese toque deliciosamente diferente”.

“Vemos como la gente acude en masa a los eventos del festival, eso nos hace pensar que Colombia es muy entusiasta frente a este tipo de espectáculos aunque la audiencia Colombiana es un poco más relajada y menos efusiva frente a la de países como Brazil por ejemplo”. “Uno de los elementos que conecta al público con el show es lo íntimo del espectáculo”. Continúa Mozes. “Desafortunadamente aquí no es tan así porque el espacio es demasiado grande, lo que hace que la audiencia no esté tan cerca nuestro. Usualmente la audiencia está realmente tan cerca que puedes interactuar con ella y eso es lo que permite que lo que hacemos en escena vaya más allá y que nos conectemos un poco más”.

Sobre el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá Mozes opina: “El festival es una gran oportunidad que reúne a muchas personas alrededor del mundo y muchas compañías asisten para mostrarse y de paso conocer lo que otros hacen. Desafortunadamente no tenemos mucho tiempo para ver otros shows pero en general el festival es una gran oportunidad para todos los involucrados en el arte.”

Beatriz E. Carabalí – Especial para lomaselite.com
[email protected]




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *