Amelia Toro Otoño – Invierno 2011

La ganadora del premio Cromos de la moda 2010 como mejor diseñadora , presentó su colección otoño – invierno 2011

Se trata de un muestrario dominado por el negro, un color siempre presente en la obra de la diseñadora. El material protagónico: lanas con fibras stretch. En esta ocasión también se materializa un tema que obsesiona a Toro y que trabaja hace más de una década: lo étnico. Encajes, crepés, gabardinas y textiles enriquecidos con la fibra de la lana también conforman el repertorio.

Indudablemente, la propuesta de Amelia Toro siempre está pensada para una mujer ultra urbana que se viste para los acontecimientos de su cotidianidad: un almuerzo, un brunch, una cena o un evento social. Se trata también de una mujer cosmopolita que habita ciudades otoñales como Nueva York, Bogotá y México D.F. De allí que la estética de Amelia siempre tenga un aire funcional y tipo cóctel. Sin embargo, el trabajo sostenido con los indígenas kuna, en el que Toro incorpora sus materiales y elementos primordiales, se hace presente en esta colección.

Piezas de algodón superpuestas, geometrías y la incorporación de temas naturales son algunos de los pilares que conforman el trabajo artesanal e indígena. De allí proviene también el costado colorido que Amelia Toro incorpora en esta nueva colección.

La paleta cromática acoge rojos con verdes y rojos con azules, vivificando una colorida expresión. Predominan diversos tonos de rojo y el siempre presente dúo de blanco y negro que Amelia Toro suele explotar en sus creaciones. Se trata, además, de una línea muy estructurada compuesta por muchos vestidos, abrigos, blusas y algunos pantalones. Todo muy femenino y funcional. El tema de la década de los 50 también se denota en las siluetas estructuradas, con largos que van hasta debajo de la rodilla.

Esa particular mezcla entre lo urbano y lo étnico, entre lo artesanal y lo estructurado se refleja en los colores, la geometría, la fuerza, la manualidad y la meticulosidad del detalle. El tema indígena también refleja la profunda reverencia que siente Amelia Toro por su trabajo. La idea, de fondo, también es divulgar las raíces que nos anteceden.

Ver galería de fotos del evento aquí

Colaboración: Comunicaciones Revista Cromos – Fotografía
[email protected]




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *